miércoles, 8 de mayo de 2013

Estupor y temblores, de Amélie Nothomb


Me recomendaron esta novela corta sin comentarme que era autobiográfica, ahora lo confirmo, buscando información sobre el libro, aunque ya lo sospeché al final de la historia. Amélie Nothomb es una escritora belga que ha vivido en distintos países debido a la profesión de su padre. Después de licenciarse en filología románica vuelve a Tokio, donde entra a trabajar en una gran empresa japonesa durante un año. Ella habla japonés perfectamente, pero los nipones no se lo ponen nada fácil.

En Estupor y temblores nos cuenta su triste y penosa experiencia en la empresa japonesa con un toque de humor ácido, parodiando las situaciones más extravagantes que tuvo que vivir allí y por todos los puestos que escaló o, mejor dicho, descendió en ella. El trato que recibió por parte de la mayoría de sus superiores fue, humillante no, más bien lo siguiente. La rígida mentalidad nipona y las otras muchas diferencias con la cultura occidental no le favorecieron en absoluto. En la empresa no existían "las personas" ni "compañeros de trabajo" sino "superiores y subordinados", que evitaban salirse de ese rol... aunque detrás de ellos, siempre había alguna excepción, algunos eran más persona que otros, pero eso siempre acababa perjudicándoles.

Es una obra que te acerca a la cruda realidad de la cultura japonesa y su forma de trabajar. Durante toda la historia te invade una sensación de impotencia e injusticia. Pero como indica la autora en algunos de sus últimos diálogos: de toda experiencia se aprende.

Como curiosidad, la novela fue llevaba al cine francés por Alain Corneau en 2003: Stupeur et tremblements.

No hay comentarios: